Android

MWC, enséñame cómo se paga con ese smartphone de última generación

0

Si alguien todavía duda de que el móvil es la punta de lanza de las innovaciones digitales y de los cambios socioeconómicos que comportan, sólo tiene que acercarse esta semana al Mobile World Congress de Barcelona. Quizá esta edición de la feria mundial de móviles sea la que muestra de forma más clara que la industria de los smartphone es la más dinámica y disruptiva en la actualidad.

Un dato para tomar constancia de su importancia: según un informe de Ericsson, en el año 2020 nueve de cada diez habitantes del planeta mayores de 6 años tendrán un móvil.

9 de cada 10.

6 años.

Ese el nivel de los cambios de calado que la revolución móvil nos está ya trayendo a nuestro día a día.  

Y entre las principales novedades que se debatirán en el MWC no podía faltar el pago móvil, en sus diferentes variantes según la solución tecnológica escogida.

Apple y Samsung apuestan por el NFC (Near Field Communication), mientras que Google prepara el lanzamiento de Plaso, un sistema de pago móvil vía Blueetooth tipo beacon que adelantaría por la derecha al relativamente poco existoso Google Wallet.

También Visa presenta Fastacash, un sistema que ofrecerá a los titulares de sus tarjetas la posibilidad de transferir dinero utilizando únicamente un número de teléfono móvil. Y Mastercard está desarrollando proyectos de pago móvil con tecnología Host Card Emulation (HCE) en más de 15 países, entre ellos, España.

Pero mientras el MWC se convierte en un escaparate global al futuro, la realidad ya impone su lógica a toda velocidad. Un estudio de la financiera Cetelem asegura que en España el 23% de los compradores online ha realizado sus compras a través de un dispositivo móvil, ya sea smarpthone o tableta.

Cada vez más consumidores usan su móvil para comprar en una tienda virtual o física. Y muchos ya no están esperando a que Apple, Samsung, Google, VISA o Mastercard se pongan de acuerdo en qué tecnología va a ser la predominante: los clientes de iPAYst, por ejemplo, ya pueden comprar online, físicamente e incluso hacer donaciones a alguna ONG desde su móvil.

Share This Post:

El comercio móvil crecerá un 48% en España en 2015

0

Más informes sobre comercio móvil en España. Y van chorrocientos en lo poco que llevamos de año. Sólo eso ya es un claro síntoma de que algo está pasando con el m-commerce y de que este 2015 va a ser el año de la explosión de las posibilidades que ofrece el pago con dispositivos móviles, sobre todo con smartphone.

El último estudio, que se ha dado a conocer esta semana, lo ha encargado PayPal y lo ha realizado la consultora Ipsos, y viene a confirmar el exponencial avance en el uso del móvil para comprar online. La previsión anual de crecimiento del comercio móvil en España es de un 48%, un aumento que se sitúa muy por encima de la previsión de crecimiento del comercio online en nuestro país para este periodo, que anteriores estudios habían estimado en un 13%. El m-commerce se acelera y no hay quien pare su expansión y aceptación.

Las barreras para el pago móvil

El análisis de Ipsos también ofrece datos sobre cuáles son las barreras identificadas por los consumidores a la hora de comprar con el móvil: problemas en la instalación o uso de las apps (28% de los que compran con móvil), preocupación por la seguridad en el pago (también un 28%) y el tamaño reducido de la pantalla del móvil vs la de un PC o portátil (26%).

Entre los usuarios de smartphone, el 37% de los 800 encuestados en el estudio ha utilizado su móvil para buscar información sobre los productos, el 30% para localizar o encontrar información sobre las tiendas y el 25% para leer opiniones de clientes y usuarios y el 21% para escanear un código de barras o QR. Un 17% usó su smartphone para comparar precios mientras realizaba sus compras en la tienda física.

Respecto a qué les gustaría poder hacer con normalidad con su smartphone, el 17% estaría interesado en pagar con su móvil en caja y a un 14% le gustaría comprar y pagar en la tienda a través de una app. Asimismo, el 13% de los usuarios de móvil estarían interesados en poder realizar un pedido por adelantado a través de una app o navegador y el 12% en utilizar su smartphone para comparar precios mientras compra en la tienda.

Comercio electrónico vía app vs navegador

En cuanto a la preferencia en el uso de apps o del navegador para comprar vía móvil, el estudio identifica dos grupos, los de móvil y los de tablet. Entre los que compran a través de smartphone y que han usado tanto una app como el navegador para comprar online, un 39% se decanta por la app frente al 30% que lo hace por el navegador, el restante 30% no tiene preferencia por uno u otro sistema. De los que optan por sus compras a través de la tablet, el 52% apuesta por su navegador mientras que el 35% opta por la app y el 13% no muestra preferencia alguna.

Para los españoles que usan smartphone o tablet, los principales beneficios de utilizar una app en el móvil para pagar online son:

- Rapidez en el pago: mencionado por el 36% de los usuarios de smartphone o tablet
- No hay necesidad de llevar cartera física: 24%
- Simplifica el proceso de pago: 22%
- Es una manera innovadora de pagar: 21%
- Recepción de confirmación inmediata de la realización del pago: 20%
- Más sencillo que el pago con tarjeta o efectivo: 19%
- No se comparten datos financieros personales con el vendedor: 16%

Share This Post:

¡Es la compra móvil, estúpido!

0

No, no se trata de faltar a nadie. Tan sólo es un recurso fácil para llamar la atención sobre lo que realmente es importante. La expresión surgió en la campaña presidencial americana de 1992 entre Bill Clinton y George Bush padre.

El equipo de Clinton focalizó su estrategia en la importancia de la economía y, sobre todo, en cómo afectaba a los bolsillos del contribuyente. Y se inventaron el famoso “It’s economy, stupid!”. Un slogan no oficial pero eficaz, que caló en las mentes de los votantes. Y de ahí se ha quedado como recurso periodístico para señalar el grano de la paja, para poner el foco en lo que realmente importa. “¡Es (pon aquí lo que quieras), estúpido!”.

Y tras la digresión, volvemos al tema: ¡Es la compra móvil, estúpido!

Eso es lo que señalan todos los estudios y tendencias sobre el uso de dispositivos móviles para efectuar compras. Y el último de estos estudios es el de Criteo, una agencia de publicidad y marketing digital que en su informe sobre las tendencias de este 2015 desgrana los puntos básicos del mercado:

- El móvil ya no se usa simplemente para buscar y comparar, sino para realizar la compra.

- Las grandes tiendas de e-commerce de Estados Unidos, las que han hecho los deberes y disponen de plataformas friendly y eficaces para dispositivos móviles, ya tienen hasta 40% de sus ventas provenientes de smartphones.

- El importe de la compra media de los usuarios móviles está ya casi a la par que los compradores a través de PC y portátiles.

- Las tabletas están en decadencia. No sólo se venden menos, arrinconadas por los phablets, sino que ya hay más compradores móviles desde un smartphone que desde una tableta. Las tabletas, eso sí, tienen mayores índices de conversión, pero los smartphone generan más ventas porque existe un mayor volumen del tráfico.

- El prejuicio existía. Basado en datos reales... y alimentado, por qué no decirlo, por usuarios de IOS. Lo cierto es que los usuarios de Android han sido mayoritariamente reticentes a usar su terminal para pagar. Pero eso ya ha cambiado. Android está ya en la pelea. En países como Corea del Sur, Brasil y España, los compradores móviles usan mayoritariamente un dispositivo Android. Apple, en cambio, es el smartphone mayoritario para los compradores de Estados Unidos, Reino Unido y Japón.

Queda claro, cada vez más, que el comercio móvil ha llegado para quedarse y está quemando etapas a pasos agigantados. En Asia las compras a través de móvil están a punto de llegar al 50% del total de transacciones online. Y Occidente pisando los talones.

¿Tienes un pequeño, medio o gran comercio? ¿Todavía le estás dando vueltas a tu tienda online? ¿Ni siquiera está enfocada al pago móvil? Pues tienes un problema creciente, porque ahí fuera hay ya un montón de gente con el pulgar preparado para dar la orden de compra. Y tú no sales en la foto.

Share This Post:

¿Pago móvil mediante NFC o código QR?

0

Existe el comentario malicioso en el sector de los pagos móviles de que el sistema NFC (Near Field Communications) debería llamarse NSC, las siglas que describen en una encuesta a todos aquellos que Ni Saben ni Contestan.

Porque sí, grandes entidades financieras y gigantes de la tecnología como Google y, sobre todo, Apple, han apostado por el sistema NFC como el protocolo mayoritario para transacciones económicas mediante dispositivos móviles. Pero así llevamos años: que llega, que llega, pero no acaba de llegar.

La consultora Deloitte pronostica en un informe que hacia finales de 2015 habrá 30 millones de usuarios de smartphone equipados con el chip NFC que realizarán, al menos, una compra mediante el móvil contactless en un comercio físico. Una cifra nada despreciable, si tenemos en cuenta que el año pasado la media de operaciones mediante NFC no llegó a los 2 millones. Pero en este estudio también queda claro que esta tecnología NFC va a convivir con otros métodos de pago móvil durante muuuucho tiempo.

Gástate 800 € y luego hablamos

¿Por qué el NFC no acaba de despegar? Por varias razones. Una de las más importantes es la falta de volumen. Para realizar pagos NFC se necesita un smartphone de última generación (como por ejemplo un iPhone 6, valorado en unos 800 €). En cambio, alternativas de pago móvil híbrido, mediante el uso de códigos QR, son compatibles con smartphones IOS y Android de cualquier generación, sin que los usuarios tengan que invertir en un nuevo terminal.

Y cuando llegue finalmente el NFC, ¿qué pasará con otros métodos de pago móviles?

El método de pago mediante códigos QR es exactamente igual al que usa el protocolo NFC. Se trata de interaccionar a distancia mediante el móvil con la máquina lectora (o sobre el producto directamente).

En el caso del pago mediante QR, una tableta donde aparecerá el código para escanear o una etiqueta con el código impreso. En el caso del NFC, un datáfono que reconozca el chip del móvil o un producto con un chip incorporado. Los dos sistemas son rápidos, seguros, y sin contacto.

¿Cuál es la ventaja de los pagos mediante códigos QR?

Que todos los dispositivos móviles pueden utilizar los códigos QR ahora. Ya. Sin esperar a que Apple lanze el Apple Pay en España. Ni que todos los usuarios de IOS se gasten el sueldo mensual de un mileurista en un iPhone 6. Tampoco a que Google se aclare con Google Wallet, y los comercios y usuarios sepan exactamente qué es, para qué sirve y qué se puede hacer con él. De hecho, los expertos pronostican que pueden pasar todavía de 2 a 4 años hasta el parque de smartphones que dispongan de chip NFC llegue la masa crítica necesaria para que el pago NFC se normalice y estandarice. Eso, en tecnología, es un siglo.

Mientras pasa ese “siglo”, soluciones tecnológicas como iPAYst, desarrollada por la empresa alemana UMT AG, permite ya, ahora, realizar pagos móviles con smartphones de cualquier generación, ya sean iPhone 3, 4, 5, 6 o de la inmensa y variada familia Android. El comercio sólo necesita una tablet, que iPAYst le facilita, que genera el ticket de compra en forma de código QR.

El cliente, que previamente se ha bajado la app iPAYst, escanea el código, introduce su PIN de seguridad, y paga al instante. De manera fácil, sencilla, y rápida y segura. Y con la tranquilidad que aporta el hecho de que el Banco Sabadell se el adquiriente de las operaciones.

Y, mientras tanto, en Cupertino, se dibuja la estrategia de lanzamiento del Apple Pay en Europa. ¿Llegará el NFC? Claro, pronto. Por tierra, mar y aire. ¿Sustituirá los pagos por código QR? No, serán compatibles, convivirán sin problemas. El usuario escogerá, como siempre.

Share This Post:

¿Tienes un pequeño comercio? Ya puedes ofrecer a tus clientes el pago a través del móvil

0

Haber sacado adelante un negocio de retail durante estos años de crisis de consumo se merecería una medalla. Comercios de alimentos de proximidad, restaurantes, bares, gimnasios de barrio, de ropa, de componentes... No importa el negocio, todos han sufrido y siguen apretando los dientes para sobrevivir. Y cuando no aprieta la crisis, aprieta la burocracia. Impuestos, tasas, permisos, proveedores... y la administración del día a día con lo más importante: gestionar los cobros. Hacer caja con dinero en metálico, zambullirse en una montaña de recibos de pagos con tarjeta, las comisiones bancarias, el datáfono que se queda sin papel...

Buf. Y, mientras tanto, no paran de aparecer noticias sobre el inminente boom de los pagos a través de móvil. “Estaría muy bien –piensa el pequeño comerciante–. Pero seguro que esto sólo es para las grandes cadenas. Debe de ser caro, complicado, menudo lío. No, no, sigo como hasta ahora y no me complico".

¿Quién me puede ayudar a introducir el pago móvil en mi comercio?

Pues desde iPAYst podemos decir a los pequeños comerciantes y emprendedores que cualquier negocio, por pequeño que sea, puede ofrecer desde ya el servicio de pago móvil a sus clientes. De manera cómoda, rápida, segura y muy económica.

iPAYst proporciona una tablet al comerciante e instala els software necesario. El cliente sólo necesitará su smartphone para pagar. Sin colas ni esperas. El ticket de compra genera un código QR que el cliente sólo tiene que escanear, y luego introduce su PIN para realizar el pago. Así de sencillo. Con la total seguridad de que el pequeño comerciante no almacena ni tiene acceso a ningún dato bancario del cliente. Ni ve ni toca su tarjeta, ni siquiera con qué entidad está realizando el pago. Cero responsabilidades, cero dolores de cabeza.

Vale, muy bonito: ¿pero cómo me aseguro de que cobraré?

A muchos pequeños comerciantes les cuesta probar nuevas tecnologías por una mezcla de falta de confianza y miedo a pillarse los dedos en algún paso del proceso de pago.

iPAYst lo tiene claro y por eso aporta la experiencia de la empresa alemana que ha desarrollado el sistema de pago, UMT AG, y también la credibilidad que avala el banco adquiriente de las operaciones españolas, el Banco Sabadell.

Tampoco es para tanto, el pago con tarjeta y datáfono viene a ser lo mismo

Sí y no. Porque iPAYst es mucho más que un simple sistema de pago a través del móvil. Como pequeño comerciante puedes tener acceso a servicios de marketing y políticas comerciales que hasta ahora te han estado vetadas, por caras, por falta de tiempo y por no tener acceso a la información necesaria.

Por una tarifa mínima mensual, iPAYst ofrece servicios extras para ayudar a los comercios a mejorar su resultados, como acciones promocionales de fidelización y captación de nuevos clientes, análisis de clientes, además de soporte comunicativo on line y creación de un microsite para su negocio.

Pero yo no tengo un comercio físico

Si ofreces tus productos sólo a través de tu tienda online, también puedes ofrecer a tus clientes pagar mediante iPAYst. El sistema es el mismo que en un comercio físico. La compra online genera un código QR que el cliente escanea y paga al momento desde su misma terminal.

¿Mobile commerce? Sí, también para el colmado Pérez, para la mercería Pepita, para el bar Wang y para el restaurante el Chuletón. La cuestión es que si vendes algo ya te pueden pagar con cualquier móvil IOS o Android, con lo que significa de ahorro de tiempo, de complicaciones y de acceso, además, a servicios extras que te ayudarán a desarrollar tu negocio.

Share This Post:

Los pagos a través del móvil crecerán este año... ¡un 1.000%!

0

La consultora Deloitte ha hecho público esta semana su tradicional informe sobre tendencias en tecnología, medios de comunicación y telecomunicaciones (TMT) y, entre todas sus predicciones, destaca con claridad el despegue espectacular del mobile commerce.

En el informe se estima que en 2015 habrá operativos mil millones de smartphones de última generación, lo que facilitará el crecimiento de los pagos móviles hasta un volumen de operaciones valoradas en torno a los 3 mil millones de euros. Un crecimiento exponencial que se prevé continuo hasta 2018 o incluso más allá.

“Los teléfonos inteligentes ya se están utilizando para revisar balances, transferir fondos y realizar transacciones online, pero no han alcanzado un estatus global de billetera móvil”, explicó en la presentación del informe Jolyon Barker, Director General de Industria TMT Global en Deloitte. “Predecimos que el 2015 será el primer año en el que se abordarán todos los principales requisitos móviles, haciendo más fáciles las opciones de pago por teléfono inteligente, con un sistema de seguridad fácil de usar”.

Será el año del despegue del NFC... pero tarde

Deloitte prevé que este año los pagos bajo la tecnología NFC (Near Field Communications) van a llegar al punto de inflexión. Hacia finales de 2015 la consultora pronostica que habrá 30 millones de usuarios de smartphone equipados con el chip NFC que realizarán, al menos, una compra mediante el móvil contactless en un comercio físico. El pasado 2014, la media de operaciones mediante NFC fue de apenas 2 millones.

Pero como explica Ed Marsden, responsable del área de telecomunicaciones de Deloitte en el Reino Unido, “aunque anticipamos un incremento de pagos mediante NFC en 2015, esta tecnología va a convivir con otros métodos de pago móvil durante mucho tiempo”.

Más que un simple método de pago

¿De qué dependerá que las previsiones de Deloitte se cumplan? Pues en el mismo estudio señalan las preocupaciones de los usuarios:

- El comprador móvil quiere un método sencillo, rápido y seguro en sus operaciones, ya sea mediante sistema de reconocimiento dactilar o con el refuerzo extra de un códido PIN.

- El usuario quiere algo más que un simple método de pago: el usuario demanda que el uso del pago móvil le compense en forma de cupones digitales o descuentos personalizados. Una información que los comercios y grandes empresas estarán cada vez más interesados en recolectar para ofrecer experiencias personalizadas a sus clientes y conseguir mejores cotas de fidelización.

Así que ya lo veis, semana tras semana van apareciendo estudios e informes, de los cuales nos vamos haciendo eco en este blog, que tienen en común el anuncio de una nueva época en el pago de transacciones comerciales: pagos móviles, compras en la palma de la mano, en tiendas físicas o en comercios online. M-Commerce!

Pero añadimos un punto de nuestra propia cosecha al estudio que ha realizado Deloitte en base a informes y debates entre sus 7.000 expertos y partners. El consumidor preferiría acceder a la tecnología sin tener que invertir en la renovación del parque móvil. Porque para realizar pagos NFC necesitará un smartphone de última generación (como por ejemplo un iPhone 6, valorado el más económico en unos 700 €).

En cambio, alternativas de pago móvil híbrido como iPAYst, compatibles con smartphones IOS y Android de cualquier generación, aumentan el abanico de posibles usuarios, sin que tengan que invertir en un nuevo terminal.

Share This Post:

iPAYst, la puerta de las grandes empresas al omnicommerce

0

Este 2015 va a ser el año del despegue definitivo del m-commerce y las grandes empresas de consumo se quieren subir al carro para no quedar descolgadas de las nuevas tendencias que encabezan los hábitos de los usuarios.

Para ayudarlas en la transición, iPAYst ha creado un servicio de pago a través del móvil que es mucho más que un simple método de pago.

Personalización y sin costes de desarrollo

Son notorios los casos de conocidas empresas, de las más potentes del mercado español, que se han quedado estancadas en el desarrollo de su propio sistema de pago a través del móvil, tanto en tienda física como online. Inversión de tiempo y de mucho dinero para tener algo que no acaba de funcionar.

iPAYst ofrece poner al servicio de las grandes empresas su tecnología ya desarrollada y testada, made in Germany. Así, nuestros grandes clientes pueden disfrutar rápidamente de su propia plataforma de pago, personalizada bajo su propia marca, y sin incurrir en inversiones de desarrollo.

Además, les ofrecemos desarrollar funcionalidades propias y exclusivas, en función de las necesidades de su negocio. Por ejemplo, las cadenas de restauración, hostelería o retail podrán tener una metodología de pago con marca propia y con la tecnología iPAYst.

Banco Sabadell, adquiriente de las operaciones

A muchas grandes corporaciones les cuesta probar nuevas tecnologías desarrolladas por start-ups por una mezcla de falta de confianza y miedo a pillarse los dedos en algún paso del proceso de pago.

iPAYst lo tiene claro y por eso aporta la experiencia de la empresa alemana que ha desarrollado el sistema de pago, UMT AG, y también la credibilidad que avala el banco adquiriente de las operaciones españolas, el Banco Sabadell.

Valor añadido: fidelización y personalización de ofertas

Además de la personalización, el ahorro de la inversión en desarrollo y de la credibilidad de la empresa y del banco adquiriente de las operaciones, iPAYst también ofrece a las grandes empresas de consumo potentes herramientas de marketing. Por ejemplo, integrar su programas de fidelización en la propia aplicación eliminando las siempre molestas tarjetas, la posibilidad de realizar ofertas personalizadas a sus clientes o bien acciones para captar nuevos clientes.

La empresa podrá ofrecer, además, la geolocalización de su red de puntos de venta a los usuarios a través de su app personalizada.

Compra física y online, omnicommerce pero una única plataforma de pago

¿Qué se entiende por omnicommerce? Que tu empresa permita al consumidor adquirir tu producto en todo tipo de situaciones y plataformas: en la tienda física y online. iPAYst ofrece esta experiencia a sus grandes clientes:

- En una tienda, el comprador usuario de iPAYst puede pagar con su móvil a través del código QR generado por el personal de caja.

- Además, el comprador usuario de iPAYst también puede escanear un código de la etiqueta del producto físico en la tienda y adquirirlo directamente en la plataforma online, sin colas para pagar en caja y sin tener que cargar con la compra.

- En una tienda online, la plataforma genera un ticket de compra en forma QR y el comprador usuario de iPAYst también puede comprar con su móvil, tanto si ha entrado en la tienda navegando desde su smartphone como si está en un ordenador de mesa y escanea el código de la pantalla grande a la pequeña.

- Además, una gran empresa de consumo, desde la alimentación al retail, puede ofrecer al comprador usuario de iPAYst adquirir sus productos a través de un medio impreso, un catálogo o una revista, por ejemplo. El consumidor verá el producto que le gusta en una campaña de publicidad, leerá el código con su smartphone y en un simple click lo podrá adquirir en su tienda e-commerce. Así de fácil y sencillo para el comprador.

Este es el año del m-commerce y iPAYst lo pone muy fácil a las grandes empresas de consumo para disponer desde ya de su propio sistema de pago personalizado, seguro, a medida, y con los servicios que cada tipo de negocio requiera.

Share This Post:

Pago móvil híbrido, una solución realista para el M-Commerce

0

Hemos empezado este 2015 con ganas. Todos los estudios de mercado están de acuerdo en señalar este nuevo año como el de la implantación definitiva del pago móvil, tanto en tienda física como en comercio online.

En las encuestas e informes incluso se ve cómo son los propios usuarios quienes desearían poder comprar con el móvil pero no pueden. ¿Cuál es el problema, entonces? La falta de implantación de un sistema más o menos universal, que ofrezca confianza y seguridad, tanto a los compradores como a los negocios.

El triunfo del NFC (pero muy lento)

Existen varios métodos de pago a través del móvil. Los más usados son los que usan la tecnología NFC (Near Field Communication), que necesita de un chip especial implantado en tu smartphone. Es la apuesta, por ejemplo, de Apple Pay, actualmente sólo disponible en Estados Unidos pero que prepara su desembarco en Europa.

Google Wallet también usa NFC, aunque en su caso vieron que era un impedimento para su desarrollo (había muchos terminales Android sin esa tecnología) y permiten también hacer pagos mediante tarjetas de fidelización con código, además de una serie de funcionalidades extras. También existen dispositivos NFC fuera del móvil, como la pulsera Visa contactless de la Caixa, que funciona simplemente acercando el wearable al datáfono y, por tanto, sólo disponible en comercios físicos.

Sistema de pago móvil soft vs hard

En medio de los sistemas que impulsan los grandes gigantes, como Apple y Google, o los grandes bancos, como Caixabank o el Santander –están impulsando, junto con socios como Telefónica y Mastercard, funciones de gestión bancaria a través de la empresa Monitise que incluyen sistemas de pago–, surge la propuesta de iPAYst.

La empresa tecnológica alemana apuesta por el sistema soft en lugar del hard, es decir, que no se basa exclusivamente en la tecnología NFC, lo que lo hace compatible con todas las tecnologías principales, sea código QR o BLE (Bluetooth Low Energy). Vaya, que funciona con cualquier smartphone IOS y Android, no importa de qué gama.

Hemos preguntado a un experto en seguridad informática, Manel Medina, sobre las ventajas e inconvenientes de los diversos métodos de pago a través de móvil. Medina, que es presidente científico del APWG.EU, la sección europea del Anti-Phising Working Group, y director del esCERT-inLab.upc, el equipo de seguridad para la coordinación de emergencias en redes telemáticas del laboratorio de innovación e investigación de la Universitat Politècnica de Cataluña, pronostica que el sistema de pago con móvil más extendido en todo el mundo será a través del sistema NFC, pero no puro, sino híbrido:

El problema con el NFC es que hay millones de terminales que no soportan esa tecnología, pero el punto positivo es que se trata de un sistema híbrido que se puede utilizar indistintamente con los terminales que dispongan de chip y con el resto que utilicen sistemas de reconocimiento como los códigos QR”.

Según Medina, el sistema de pago por códigos QR también ofrece una ventaja añadida para los comercios:

“Si quiero que mi tienda disponga de dos canales de venta, la física y a través de internet, con el sistema QR puedo conseguir que el usuario, estando físicamente en mi tienda, cuando realice la compra esté pagando de hecho vía internet”.

Así que ahí estamos, 2015 será el año del comercio online y el despegue del M-Commerce, pero todavía no está claro cómo ni a través de qué sistema mayoritario. Nosotros, de momento, tenemos los deberes hechos y estamos listos y funcionando. Aquí y ahora.

Share This Post:

Métodos de pago en ecommerce (deseos y la cruda realidad)

0

Decíamos ayer... bueno, hace unos días, que las perspectivas sobre el ecommerce en España indicaban que en el año que estamos a punto de estrenar el comercio electrónico crecería hasta convertirnos en un país “normal”. Y por normal queremos decir que la aceptación del comercio digital por parte de los consumidores y de la preparación de los propios negocios dará como resultado un volumen de transacciones online equiparable a otras economías de tamaño y población similar.

Así que los diversos estudios que citábamos tenían un titular en común: en 2015 ya nada volverá a ser como antes y el ecommerce se va a disparar hasta el infinito y más allá. Bueno, quizá no tanto...

¿Un pulpo tiene talones?

Uno de los talones de Aquiles del comercio electrónico en España (y tiene tantos talones que el pobre Aquiles debería haber sido un pulpo) es el método de pago.

Según el Informe sobre ecommerce de IAB Spain 2014  (la Asociación que representa al sector de la publicidad en medios digitales), las tarjetas de crédito son el método de pago más utilizado por los consumidores online españoles, el 88% de compradores han tirado en algún momento de datos de sus visas y mastercard para comprar en la red.

En segundo lugar se sitúa Paypal, con un meritorio 84% de los encuestados que ha usado sus servicios para comprar algo online. Sin embargo, el dato curioso es que el mismo informe sostiene que la mitad de los encuestados prefiere pagar por PayPal, por seguridad y fiabilidad, y sólo escoge usar la tarjeta de crédito un 29%. Es de suponer que esta aparente contradicción se debe a que no todas plataformas de compra ofrecen el pago mediante PayPal.

La aldea de Astérix: el contrareembolso

Lo que hace diferente al consumidor español medio del de otros países con un ecommerce más desarrollado es que el tercer sistema de pago más usado por los consumidores online es el analógico contrareembolso, hasta un 57% ha pagado a la recepción de su pedido, aunque sólo un 13% lo prefiere como primer método.

En cuarto lugar se sitúa la transferencia bancaria, un 49% de los consumidores ha comprado mediante orden a su banco, pero sólo es un método que prefiere el 6%.

El estudio muestra claramente que la oferta de métodos de pago no cuadra con los sistemas más utilizados. Es decir, que los comercios online no ponen a disposición de los consumidores los métodos de pago que ellos demandarían.

Pagar con el móvil: sí, pero cómo y dónde

El mismo informe de IAB Spain ha preguntado también en su encuesta por la creciente oferta de otros métodos de pago, como los móviles. Según sus cifras, sólo un 3% de los consumidores online en España ha comprado en alguna ocasión con un método NFC (Near Field Communication) o similar. Esta cifra sube hasta el 15% si se segmenta la muestra entre los heavy users y también llega al 15% entre los compradores online de tecnología.

El dato más interesante es que hasta un 46% de los compradores online compraría sin problemas a través de móvil y un 37% simplemente no lo ha decidido todavía. Sólo un 16% dice que no lo usaría nunca.

De los consumidores que probarían poder comprar a través del móvil, el 56% asegura que los principales motivos para comprar con el móvil serían la comodidad, la seguridad y la sencillez.

¿Cuál es el gap, entonces, entre deseo y acción? Son dos: les faltan terminales que dispongan de la tecnología NFC (un problema que los métodos híbridos no sufren porque funcionan en cualquier modelo de smartphone), y las empresas no les facilitan poder realizar el pago online a través del móvil.

Las empresas deberán adaptarse al pago móvil

Otro informe incide en la misma línea. Según el Ericsson ConsumerLab, a casi la mitad de las personas que tienen un smartphone les gustaría poder utilizarlo para pagar. De hecho, el 80% de los encuestados para el informe anual de la marca sueca cree que su móvil sustituirá a la cartera hacia 2020. Sí, en 5 años. A la vuelta de la esquina.

Otro estudio sobre métodos de pago en ecommerce, en este caso el de Criteo, va más allá. Según un informe de esta empresa de publicidad digital, un 30% de los consumidores de todo el mundo ya están usando su móvil para pagar online, no sólo para consultar sus compras. De hecho, señalan que el uso de smartphone para el consumo online ya sobrepasa el de tablets y los datos de conversión de los consumidores que buscan comprar a través del móvil se acerca a toda velocidad al de los que suelen utilizar el ordenador de sobremesa. Poca broma con el pago móvil.

Citamos un último estudio, el de la empresa especializada en comercio electrónico BrainSINS. Según su estudio de tendencias para 2015, este año va a ser el del M-Commerce. En palabras de Aquilino Peña, fundador del fondo de capital de riesgo Kibo Ventures, y que recoge el estudio, “2015 va a ser el año del despegue definitivo de una tendencia que hemos visto nacer y crecer a unos ritmos vertiginosos en los últimos 3 años”. Y remacha Jesús Arias, Head of Sales Engineering de Paypal: "Aquellas compañías que todavía no contemplan en su estrategia la opción de compra y pago móvil deben adaptarse ya las nuevas circunstancias".

Deberes para el 2015, amigos con tienda online: ofreced opciones diversas al consumidor, que pueda escoger. Porque como señalan los expertos, vamos a pasar del ecommerce al omnichannel commerce. Quien paga siempre manda. Y en el mundo digital más.

Share This Post:

¡Feliz Navidad y próspero año 2015!

0

El equipo de iPAYst os desea unas muy felices fiestas y unas prósperas compras móviles para este 2015 :-)

Share This Post:

Páginas

Suscribirse a RSS - Android