Métodos de pago en ecommerce (deseos y la cruda realidad)

Métodos de pago en ecommerce (deseos y la cruda realidad)

0

Decíamos ayer... bueno, hace unos días, que las perspectivas sobre el ecommerce en España indicaban que en el año que estamos a punto de estrenar el comercio electrónico crecería hasta convertirnos en un país “normal”. Y por normal queremos decir que la aceptación del comercio digital por parte de los consumidores y de la preparación de los propios negocios dará como resultado un volumen de transacciones online equiparable a otras economías de tamaño y población similar.

Así que los diversos estudios que citábamos tenían un titular en común: en 2015 ya nada volverá a ser como antes y el ecommerce se va a disparar hasta el infinito y más allá. Bueno, quizá no tanto...

¿Un pulpo tiene talones?

Uno de los talones de Aquiles del comercio electrónico en España (y tiene tantos talones que el pobre Aquiles debería haber sido un pulpo) es el método de pago.

Según el Informe sobre ecommerce de IAB Spain 2014  (la Asociación que representa al sector de la publicidad en medios digitales), las tarjetas de crédito son el método de pago más utilizado por los consumidores online españoles, el 88% de compradores han tirado en algún momento de datos de sus visas y mastercard para comprar en la red.

En segundo lugar se sitúa Paypal, con un meritorio 84% de los encuestados que ha usado sus servicios para comprar algo online. Sin embargo, el dato curioso es que el mismo informe sostiene que la mitad de los encuestados prefiere pagar por PayPal, por seguridad y fiabilidad, y sólo escoge usar la tarjeta de crédito un 29%. Es de suponer que esta aparente contradicción se debe a que no todas plataformas de compra ofrecen el pago mediante PayPal.

La aldea de Astérix: el contrareembolso

Lo que hace diferente al consumidor español medio del de otros países con un ecommerce más desarrollado es que el tercer sistema de pago más usado por los consumidores online es el analógico contrareembolso, hasta un 57% ha pagado a la recepción de su pedido, aunque sólo un 13% lo prefiere como primer método.

En cuarto lugar se sitúa la transferencia bancaria, un 49% de los consumidores ha comprado mediante orden a su banco, pero sólo es un método que prefiere el 6%.

El estudio muestra claramente que la oferta de métodos de pago no cuadra con los sistemas más utilizados. Es decir, que los comercios online no ponen a disposición de los consumidores los métodos de pago que ellos demandarían.

Pagar con el móvil: sí, pero cómo y dónde

El mismo informe de IAB Spain ha preguntado también en su encuesta por la creciente oferta de otros métodos de pago, como los móviles. Según sus cifras, sólo un 3% de los consumidores online en España ha comprado en alguna ocasión con un método NFC (Near Field Communication) o similar. Esta cifra sube hasta el 15% si se segmenta la muestra entre los heavy users y también llega al 15% entre los compradores online de tecnología.

El dato más interesante es que hasta un 46% de los compradores online compraría sin problemas a través de móvil y un 37% simplemente no lo ha decidido todavía. Sólo un 16% dice que no lo usaría nunca.

De los consumidores que probarían poder comprar a través del móvil, el 56% asegura que los principales motivos para comprar con el móvil serían la comodidad, la seguridad y la sencillez.

¿Cuál es el gap, entonces, entre deseo y acción? Son dos: les faltan terminales que dispongan de la tecnología NFC (un problema que los métodos híbridos no sufren porque funcionan en cualquier modelo de smartphone), y las empresas no les facilitan poder realizar el pago online a través del móvil.

Las empresas deberán adaptarse al pago móvil

Otro informe incide en la misma línea. Según el Ericsson ConsumerLab, a casi la mitad de las personas que tienen un smartphone les gustaría poder utilizarlo para pagar. De hecho, el 80% de los encuestados para el informe anual de la marca sueca cree que su móvil sustituirá a la cartera hacia 2020. Sí, en 5 años. A la vuelta de la esquina.

Otro estudio sobre métodos de pago en ecommerce, en este caso el de Criteo, va más allá. Según un informe de esta empresa de publicidad digital, un 30% de los consumidores de todo el mundo ya están usando su móvil para pagar online, no sólo para consultar sus compras. De hecho, señalan que el uso de smartphone para el consumo online ya sobrepasa el de tablets y los datos de conversión de los consumidores que buscan comprar a través del móvil se acerca a toda velocidad al de los que suelen utilizar el ordenador de sobremesa. Poca broma con el pago móvil.

Citamos un último estudio, el de la empresa especializada en comercio electrónico BrainSINS. Según su estudio de tendencias para 2015, este año va a ser el del M-Commerce. En palabras de Aquilino Peña, fundador del fondo de capital de riesgo Kibo Ventures, y que recoge el estudio, “2015 va a ser el año del despegue definitivo de una tendencia que hemos visto nacer y crecer a unos ritmos vertiginosos en los últimos 3 años”. Y remacha Jesús Arias, Head of Sales Engineering de Paypal: "Aquellas compañías que todavía no contemplan en su estrategia la opción de compra y pago móvil deben adaptarse ya las nuevas circunstancias".

Deberes para el 2015, amigos con tienda online: ofreced opciones diversas al consumidor, que pueda escoger. Porque como señalan los expertos, vamos a pasar del ecommerce al omnichannel commerce. Quien paga siempre manda. Y en el mundo digital más.

Share This Post: