Pago móvil híbrido, una solución realista para el M-Commerce

Pago móvil híbrido, una solución realista para el M-Commerce

0

Hemos empezado este 2015 con ganas. Todos los estudios de mercado están de acuerdo en señalar este nuevo año como el de la implantación definitiva del pago móvil, tanto en tienda física como en comercio online.

En las encuestas e informes incluso se ve cómo son los propios usuarios quienes desearían poder comprar con el móvil pero no pueden. ¿Cuál es el problema, entonces? La falta de implantación de un sistema más o menos universal, que ofrezca confianza y seguridad, tanto a los compradores como a los negocios.

El triunfo del NFC (pero muy lento)

Existen varios métodos de pago a través del móvil. Los más usados son los que usan la tecnología NFC (Near Field Communication), que necesita de un chip especial implantado en tu smartphone. Es la apuesta, por ejemplo, de Apple Pay, actualmente sólo disponible en Estados Unidos pero que prepara su desembarco en Europa.

Google Wallet también usa NFC, aunque en su caso vieron que era un impedimento para su desarrollo (había muchos terminales Android sin esa tecnología) y permiten también hacer pagos mediante tarjetas de fidelización con código, además de una serie de funcionalidades extras. También existen dispositivos NFC fuera del móvil, como la pulsera Visa contactless de la Caixa, que funciona simplemente acercando el wearable al datáfono y, por tanto, sólo disponible en comercios físicos.

Sistema de pago móvil soft vs hard

En medio de los sistemas que impulsan los grandes gigantes, como Apple y Google, o los grandes bancos, como Caixabank o el Santander –están impulsando, junto con socios como Telefónica y Mastercard, funciones de gestión bancaria a través de la empresa Monitise que incluyen sistemas de pago–, surge la propuesta de iPAYst.

La empresa tecnológica alemana apuesta por el sistema soft en lugar del hard, es decir, que no se basa exclusivamente en la tecnología NFC, lo que lo hace compatible con todas las tecnologías principales, sea código QR o BLE (Bluetooth Low Energy). Vaya, que funciona con cualquier smartphone IOS y Android, no importa de qué gama.

Hemos preguntado a un experto en seguridad informática, Manel Medina, sobre las ventajas e inconvenientes de los diversos métodos de pago a través de móvil. Medina, que es presidente científico del APWG.EU, la sección europea del Anti-Phising Working Group, y director del esCERT-inLab.upc, el equipo de seguridad para la coordinación de emergencias en redes telemáticas del laboratorio de innovación e investigación de la Universitat Politècnica de Cataluña, pronostica que el sistema de pago con móvil más extendido en todo el mundo será a través del sistema NFC, pero no puro, sino híbrido:

El problema con el NFC es que hay millones de terminales que no soportan esa tecnología, pero el punto positivo es que se trata de un sistema híbrido que se puede utilizar indistintamente con los terminales que dispongan de chip y con el resto que utilicen sistemas de reconocimiento como los códigos QR”.

Según Medina, el sistema de pago por códigos QR también ofrece una ventaja añadida para los comercios:

“Si quiero que mi tienda disponga de dos canales de venta, la física y a través de internet, con el sistema QR puedo conseguir que el usuario, estando físicamente en mi tienda, cuando realice la compra esté pagando de hecho vía internet”.

Así que ahí estamos, 2015 será el año del comercio online y el despegue del M-Commerce, pero todavía no está claro cómo ni a través de qué sistema mayoritario. Nosotros, de momento, tenemos los deberes hechos y estamos listos y funcionando. Aquí y ahora.

Share This Post: